Basta de videos que atenten contra la imagen del cazador

Desde la Federación de Caza de la Comunidad Valencianaqueremos lanzar un mensaje de concienciación a nuestro colectivo sobre la necesidad de evitar en la medida de lo posible, la publicación en redes sociales de imágenesque puedan ser mal interpretadas. Prueba de ello es el vídeo de la rehala que desde ayer circula por todo tipo de redes y que está dando lugar a un sinfín de comentarios de animalistas y políticos que desconocen y criminalizan nuestra noble afición con el único propósito de ganarse el favor de sus simpatizantes. Sabiendo de antemano que hacen uso de la demagogia al utilizar imágenes de este tipo sobre una actividad legal, como lo podrían hacer de otras situaciones en las que un animal es sacrificado también legalmente.

Muchas de las prácticas que llevamos a cabo en la caza, como es en este último caso el lance de una rehalacon una res, no es entendida como lo que realmente es, una lucha de poder a poder con un animal salvaje en la que los perros derrochan todo su instinto y pasión. Si no como todo lo contrario, un acto atroz propio, como algún gobernante de nuestra Comunitat se atrevió a definir no hace mucho, de una sociedad anacrónica. Esta gente no entiende, o mejor dicho, no quiere entender, de desequilibrios poblacionales, epizootias, daños irreparables en los cultivos, graves y costosos accidentes de tráfico (quizás si ellos o alguno de sus familiares se viesen envueltos en uno de ellos su pensar no sería el mismo…), pero no por ello debemos de dejar de ser autocríticos si queremos que la caza sea respetada por nuestra sociedad.

Desde la FCCV hacemos un llamamiento a nuestro colectivo para que seamos muy cuidadosos con nuestras publicaciones, evitando mostrar en la medida de lo posible, imágenes de perchas o animales sin vida, ya que ello nos expone a la crítica y criminalización de radicales que juzgan siempre desde el insulto y nunca con argumentos, cualquier cosa que se salga de lo que para estos indeseables es “políticamente correcto”.

No debemos ver esta medida como una renuncia a nuestros principios ni renegar de nuestra afición, debemos ser más inteligentes que nuestros detractores. Y es que, la importancia que tiene transmitir a los más pequeños y jóvenesuna correcta educación medioambiental, basada en el amor y respeto a la naturaleza, debe ser nuestra razón de ser y nuestro mayor legado. Dentro de ese amor por el medio ambiente y la conservación, por supuesto, está la caza, con todo lo que esta maravillosa forma de vida conlleva.