Celebrada la 30 edición del curso de Organización y Seguridad de Batidas y Ganchos tras una década llena de éxitos

El pasado sábado día 7 de julio se celebró en las instalaciones de bodegas Nodus (Finca Renegado) en término de Caudete de las Fuentes (Valencia) la 30 edición del Curso de Organización y Seguridad en Ganchos, Batidas y Monterías, organizado por la Escola de Caça i Natura de la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana.

Para la Federación es un motivo extraordinario de orgullo que su Escuela de Caza haya realizado desde el año 2008 hasta la actualidad treinta ediciones de este curso formativo, que sin duda se ha convertido en todo un referente a nivel autonómico y estatal debido a la alta calidad de sus contenidos y adecuación a las necesidades formativas de nuestro colectivo. Es difícil encontrar un curso que durante toda una década se haya mantenido con tan alto nivel de aceptación entre nuestro personal federado realizándose varias ediciones al año a lo largo de toda la geografía de nuestra comunidad. Localidades como Xàbia, Àlcala de Xivert, Coves de Vinromà, Ares del Maestrat, Morella, Peníscola, Utiel, Benigànim, Navarrés, Teresa de Cofrentes, La Hunde (Ayora), Pego, Fageca, Muro, Rosell, Alcúdia de Veo, Segorbe, Viver, Artana, Azuébar, Enguera, Onda, L’Alcora, Cabanes, Orihuela, etc. han acogido en todos estos años una edición tras otra de esta actividad formativa, alcanzándose una cifra de alumnos que supera las 800 personas. Además, el curso también se ha exportado a otras Comunidades como Cataluña, Navarra o País Vasco, donde también se han realizado varias ediciones del mismo.

Sin duda, su éxito se debe al interés que despierta entre nuestros aficionados la caza mayor y la voluntad de adquirir formación sobre la organización y seguridad en este tipo de cacerías de conformidad con la importante normativa de nuestra comunidad. Además, es un elemento de calidad que el curso se imparta por un capitán de la Guardia civil, como Antonio Carrillo, experto en la materia por su dilatada carrera profesional en el Seprona, y un profesor titular de Derecho Administrativo de la Universitat de València, como Albert Ituren, con muchos años de investigación en derecho cinegético y en estas modalidades de caza. Por otra parte, el curso cuenta con un abundante material videográfico y fotográfico de manera que sus 7 horas de clase resultan amenas y muy dialogadas con alto nivel de interacción entre alumnado y docentes. El hecho de que además entre sus alumnos se incluyan agentes del Seprona también es un elemento muy enriquecedor pues aporta una visión extraordinaria a la hora de valorar e interpretar la materia.

La Federación de caza quiere agradecer expresamente a toda la Escuela de Caza, sus clubes federados y todas las personas que durante estos años han asistido como alumnado su interés, dedicación y colaboración, sin la cual no hubiese sido posible alcanzar treinta ediciones de este curso.