El Club “La Diana Segorbina” incorpora la cultura cinegética al programa de actividades de la Escuela Juvenil de verano de Segorbe

Cerca de una veintena de alumnos y decenas de curiosos participaron de las sesiones docentes sobre cetrería y tiro con arco promovidas por los cazadores de la localidad e impartidas por la Escola de Caça i Natura de la Federación de Caza de la C.Valenciana

El pasado miércoles día 9 de agosto, y en el marco incomparable del paseo de Sopeña de Segorbe, más de veinte jóvenes disfrutaron de su primera toma de contacto con el mundo de la caza gracias a la iniciativa del Club de Cazadores la Diana Segorbina, entidad que promovió, organizó y posibilitó la participación de l’Escola de Caça i Natura en el programa de actividades docentes de la Escuela Juvenil de verano de la capital del Alto Palancia.

A primera hora de la mañana, los jóvenes asistentes a esta iniciativa lúdico-educativa tuvieron la oportunidad de aprender y aplicar las nociones básicas de la histórica disciplina de la arquería. El conocimiento del equipo básico, su correcto uso y especialmente la prevención de riesgos y la toma de medidas de seguridad ocuparon el tiempo de la sesión teórica, dando paso a continuación a una entretenida práctica de tiro, que hizo las delicias de los participantes. Tras la primera toma de contacto, los monitores de l’Escola desgranaron las peculiaridades del tiro olímpico y de la modalidad de recorridos de caza, organizando un pequeño concurso que despertó el espíritu competitivo de los noveles arqueros.

Tras el almuerzo, y a los pies del Castillo de Sopeña, las aves rapaces se erigieron en protagonistas indiscutibles, en un escenario que evocaba de manera idílica las épocas de esplendor de la cetrería (ocupación árabe y medievo). El taller de caza con aves de presa, en el que se revelan los secretos de su cría, cuidados, adiestramiento y manejo, despertó el interés no sólo de los escolares, sino de cuantos visitantes y curiosos se acercaron aprovechando su recorrido por la zona monumental de la ciudad, que no desperdiciaron la oportunidad de fotografiares con espléndidos ejemplares de lechuzas o águilas.

La FCCV y en particular su Delegación en Castellón felicitan al club por su iniciativa y agradecen el esfuerzo de la entidad en la promoción y difusión de la tradición cinegética.