La Federación de Caza de la Comunidad Valenciana intenta evitar que en el término municipal de Paterna se prohíba la caza

La Federación de Caza de la Comunidad Valenciana se ha personado en el procedimiento abierto, a través del cual, el Ayuntamiento de Paterna, gobernado por Compromís, ha solicitado a la Conselleria de Medio Ambiente, que la zona común de caza presente en dicho municipio, sea declarada zona de seguridad, evitando de esta manera la práctica de la actividad cinegética.

Las razones esgrimidas por el Ayuntamiento, en voz de su concejal de Medio Ambiente, Carles Martí , son que “limita los derechos de la mayoría de la ciudadanía con el corte de caminos públicos y la falta de respeto de las normas de seguridad que produce innumerables accidentes”, además  de “ los conflictos que genera  con otros usuarios del monte”.

Dado que no se tiene conocimiento de que en esa zona existan problemas derivados de la actividad cinegética que requieran esa declaración de zona de seguridad, la FCCV ha solicitado formar parte de dicho procedimiento para conocer de primera mano los informes públicos municipales que amparan esa solicitud o en su caso, qué informes técnicos justifican la medida.

El hecho de suprimir esta zona común de caza podría acarrear importantes consecuencias negativas para la agricultura y desequilibrios en la densidad poblacional de las especies cinegéticas allí existentes.