La Junta Directiva de la Delegación de Castellón da la bienvenida a la nueva temporada general

Se aproxima el inicio de la temporada general de caza y las ganas de salir al campo van aumentando a medida que se acerca el día. Pasan los años y sin embargo, el monte, nos ofrece la misma emoción de siempre.

El monte y los cazadores tenemos mucha historia en común. En él hemos aprendido a ser pacientes, aventureros, prudentes, responsables, compañeros y también a descubrir cuál es nuestro límite. Días de calor o frío intenso, de lluvia, viento, nieve, nos han acompañado en un buen número de jornadas. Pero al llegar a casa, la sensación siempre es de bienestar, de que el día ha merecido la pena, independientemente de la percha conseguida. Eso es siempre lo de menos.

Un año más, comenzamos una nueva temporada de caza, el momento de disfrutar de todo lo trabajado, de obtener recompensa a tanto esfuerzo invertido en la montaña. Atrás quedan horas y horas de acondicionar comederos y bebederos, de siembras, de limpiar cortafuegos…Qué sería del monte castellonense sin nuestro esfuerzo y dedicación a él!

Son días de respirar aire puro, de entender la caza como herramienta de conservación de nuestro medio, de respetar las normas y extremar las precauciones, para que de este modo podamos volver a casa con la satisfacción del día acompañado de familiares y amigos, en definitiva, de sentirnos parte de la naturaleza.

 

 

Junta Directiva de la Delegación Territorial de Caza de Castellón