Tolerancia cero ante el veneno en el campo

La Federación Provincial de Caza de Alicante lamenta y condena los hechos acaecidos en tres municipios de la Marina Alta, donde varios perros podrían haber sido envenados, causando su muerte. Un triste suceso que investigan agentes del Seprona de la Guardia Civil, pero del que todavía no existen conclusiones definitivas respecto a su autoría.

Por este motivo, la Delegación de Caza en Alicante solicita prudencia y rigurosidad a la hora de abordar la noticia, dado que la atribución de estos hechos a unas personas, tildándolos de cazadores, puede generalizar una imagen negativa al colectivo de manera injusta. Una información que hoy se publica en el Diario Información.

La Federación de Caza de la Comunidad Valenciana y, en conjunto, todo el sector cinegético está comprometido con una “tolerancia cero” en el uso de veneno en el medio natural y se muestra activo para erradicar esta ilegal práctica, como promulgó el presidente de la Real Federación Española de Caza (RFEC) el pasado mes de diciembre en una reunión de trabajo con los responsables de Medio Ambiente del MAPAMA.

Los cazadores sabemos mejor que nadie que el veneno supone un daño irreparable para la fauna silvestre y cinegética, así como para nuestros propios perros, y por ello trabajamos con la Administración para caminar juntos y lograr su erradicación en los campos.

Por este motivo, además de sentir y reprobar los hechos, la Federación de Caza comunica que si se incoara cualquier procedimiento sobre los autores, se personará en la causa solicitando que la Ley se cumpla con todas sus garantías.