El nuevo delegado provincial de Caza en Castellón designa a su junta directiva

El nuevo delegado provincial de Castellón, Pablo Molina, ha comunicado ya quiénes formarán parte de la junta directiva de la Delegación durante esta legislatura. El renovado equipo, que en su mayoría no supera los 40 años de edad, trabajará para dar respuesta a las necesidades y demandas de los cazadores castellonenses y tratar con la Administración los temas pendientes del colectivo en la provincia.
Cabe destacar la incorporación de una mujer a la junta directiva de la entidad, que cuenta con representación de cazadores procedentes de distintos puntos del territorio castellonense.

La nueva junta directiva queda compuesta por Judith Fabregat, cazadora, de Almassora y vinculada a la Federación desde hace años; José Manuel Albert, presidente del Club de Cazadores de Rossell; Rubén Miguel, actual responsable de perros de muestra, con experiencia y originario de L’Alcora; Juan José Ferrer, presidente del Club de Cazadores de Segorbe; Alberto Catalá, presidente del Club de Cazadores de Castellnovo; y Alvaro Ribes, vinculado también a la federación desde hace tiempo y será el encargado de las gestiones económicas de la Delegación.

Raúl Esteban, presidente de la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana, felicita al nuevo delegado de Castellón y destaca de la renovada junta que es “un equipo joven pero experimentado, sin complejos y muy centrado en solucionar los principales problemas de la provincia”.

Un nuevo impulso en la gestión

“La gestión de la Delegación en Castellón necesita un impulso –ha subrayado Esteban-. Hace falta estar muy pendiente y realizar todas las gestiones oportunas para que la Administración tenga en cuenta las necesidades del colectivo”. En este sentido, ha adelantado que se abre una nueva etapa en la que “vamos a ser firmes” ante la Dirección Territorial de Medio Ambiente para que ésta “tome de una vez por todas en consideración a la entidad, pues es la única que defiende la actividad cinegética en la región”.

Asimismo, ha resaltado que Pablo Molina será un delegado “cercano a los cazadores castellonenses y con carácter, algo necesario en un puesto como éste” y se ha mostrado convencido de que “los clubes de la provincia podrán contar con él para todo lo que necesiten”.

Por su parte, el Delegado de Alicante, Óscar Corbí, quien desde que asumió sus funciones en noviembre de 2018, está desarrollando una línea de trabajo muy acorde a dar respuesta a las peticiones de los cazadores alicantinos, se suma a las felicitaciones al nuevo delegado provincial de Castellón y a su junta directiva, y “convencido de su validez”, les desea a todos “el mayor de sus éxitos en la difícil tarea que tenemos por delante”.