El presidente de la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana, harto de que no se respete la normativa en el monte

El presidente de la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana, Raúl Esteban Cano, acompañado de miembros del gabinete técnico y del representante del Club de Cazadores de Canals se han reunido esta mañana en el Ayuntamiento de la localidad con la Guardia Civil, agentes medioambientales y el concejal de Medio Ambiente del Consistorio. El motivo del encuentro era atajar la problemática de los usuarios que no respetan la normativa en el monte y ponen en grave peligro las jornadas de caza.

Raúl Esteban ha trasladado al cabo del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la demarcación de Vallada el malestar del colectivo ante el mal uso del monte por parte de otros usuarios que no respetan las medidas de seguridad. Entre ellas, se encuentra la de quienes transitan saltándose los avisos por una senda principal que atraviesa el coto de Club de Cazadores de Canals, poniendo en grave riesgo las jornadas de caza. A ello se suma que, en muchas ocasiones, los cazadores sufren faltas de respeto, insultos y vejaciones por practicar su afición.

La problemática no es nueva y lamentablemente se repite en la gran mayoría de los cotos. El mal uso del monte se agrava, además, porque en temporada que no es de caza hay quienes llevan a los perros sueltos con el riesgo de poner en peligro a las especies que anidan en el suelo.

En este sentido, ha reivindicado soluciones como algún tipo de sanción a quien realice un mal uso del monte y la colocación de carteles informativos en las entradas a las sendas recordado a los usuarios no cazadores el cumplimiento de la normativa. Sólo así se podrían evitar riesgos innecesarios y permitir a los cazadores que disfruten de manera tranquila de las jornadas de caza que están estipuladas según el calendario.

La Federación de Caza inicia así una serie de reuniones con la Guardia Civil y Agentes Medioambientales para exigir que se cumpla la normativa.