La Federación de Caza reparte más de 300 raciones de ragout de ciervo junto al Banco de Alimentos de Valencia

La Federación de Caza de la Comunidad Valenciana ha donado esta tarde más de 300 raciones de ragout de ciervo junto al Banco de Alimentos de Valencia a personas en situación de necesidad. Una acción solidaria que se ha llevado a cabo en el estadio de Mestalla, gracias al convenio que ha suscrito el Banco de Acción Solidaria con el Valencia C.F. y otras entidades, al que se ha sumado en esta jornada también la Federación de Caza.

Ante la extraordinaria situación de necesidad en la que nos encontramos debido a la crisis del coronavirus, la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana ha querido colaborar con personas que están atravesando dificultades económicas. Para ello, se ha encargado de la compra, transporte, cocinado y reparto de más de 300 raciones de ragout de ciervo. El plato ha sido preparado y cocinado por el chef Raül Barruguer Barrera (El Llibrell de Raül, Burriana), quien de manera desinteresada ha querido también sumarse a esta jornada de reparto de comida y preparar él las más de 300 raciones de ragout de ciervo. “En cuanto me propusieron desde la Federación de Caza si quería colaborar, no lo dudé. Esta crisis es tremenda y qué mejor forma de ayudar que hacerlo cocinando para muchas personas”.

El menú que ha preparado Barruguer es ragout de ciervo, un guiso a base de patata, zanahoria, cebolla y cuyo ingrediente principal es la carne de ciervo, con enormes propiedades saludables, alto contenido de proteínas y bajo contenido en grasa. Un plato muy completo en nutrientes que aporta todo lo necesario para una dieta equilibrada.

Los cazadores, un colectivo solidario

El presidente de la Federación de Caza, Raúl Esteban, ha destacado la solidaridad del colectivo de cazadores, que “desde el inicio de la crisis se han volcado a través de los clubes, en ayudar de cualquier manera posible a quien más lo ha necesitado, desde sanitarios y cuerpos de seguridad a residencias de personas de la tercera edad y desinfección de municipios”. En este sentido, ha afirmado que “con la acción solidaria de esta tarde, demostramos una vez más que los cazadores arrimamos el hombro y ayudamos en todo lo que está en nuestra mano”. “Esta jornada, además, -prosigue- es un enorme oportunidad para acercar la carne de caza a la sociedad, con todos los beneficios y bondades que tiene, tan desconocida para la gran mayoría”. Una jornada que, dado su éxito y su gran acogida, probablemente no será la única, pues la entidad ya está preparando nuevas vías de colaboración y reparto de comida.

La Federación de Caza de la Comunidad Valenciana ha querido así contribuir en esta emergencia sanitaria, llevando raciones de comida a personas sin recursos o que están atravesando dificultades. Una idea que comenzó a gestarse durante el mes de marzo, cuando se declaró por primera vez el estado de alarma. En aquel momento la entidad habilitó una Fila-0 para que todas las sociedades de cazadores y particulares que quisieran sumarse, pudieran ayudar frente al Covid-19. Los fondos recaudados en la Fila-0, junto a una aportación realizada por las tres Delegaciones territoriales de la Federación de Caza en Valencia, Castellón y Alicante, en representación de todos los cazadores federados, han ido destinadas a llevar a cabo esta jornada solidaria, sumándose a otras entidades benéficas para ayudar a quienes lo necesitan.

Banco de Alimentos de Valencia

El Banco de Alimentos de Valencia se fundó hace más de 25 años y pertenece a la Federación Española de Bancos de Alimentos de España (FESBAL), una ONG apolítica y aconfesional que distribuye alimentos gracias a donaciones de empresas y particulares a través de campañas de recogida. FESBAL recibió en 2012 el Premio Príncipe de Asturias a la Concordia. Sólo en 2019 gestionó 145 millones de kilos de alimentos, que llegaron a 1.100.000 personas necesitadas, a través de más de 7.200 instituciones benéficas.