Los clubes de Cazadores destinan sus recursos a realizar mejoras en sus acotados

Nuevos clubes de cazadores se suman a las labores de mejora en los terrenos de sus acotados. Iniciativas que demuestran que el colectivo cinegético se vuelcan en el cuidado del monte, más aún en los meses de calor para proporcionar agua y alimento a la fauna silvestre.

Así, el Club de Cazadores San Huberto de Benicarló, continúa con los trabajos de mantenimiento de las balsas. La junta directiva y socios del club han rellenado las balsas del acotado, en estos días de altas temperaturas y en los que el agua se evapora rápidamente. “Nosotros tenemos que llenar las 12 balsas que tenemos en el coto, al menos, 2 ó 3 veces durante verano, por el calor tan intenso que hace en la zona”, afirma el presidente del club, Antonio Peinado.

Otro coto que ha realizado mejoras es el Club de Caza La Montaña, que continúa trabajando para mejorar el término de Borriol junto con el Ayuntamiento del municipio. La última acción que se ha llevado a cabo ha sido la mejora del estado de conservación del camino del Barranc de Porcs, para facilitar el tránsito de vehículos a zonas agrícolas y de paso para cazadores y deportistas que hacen uso de este camino. 

Por su parte, el Club de Cazadores de Oliva ha instalado tres bebederos nuevos para proveer a la fauna de agua. También se han llenado los ya existentes. Además, están poniendo paletas de marcación del acotado para señalización.

Otros clubes que prosiguen realizando mejoras son el Club de Cazadores de Pego, donde se ha construido un nuevo majano, y el Club de Cazadores de Albalat dels Tarongers, que siguen con el llenado de balsas.