Los clubes de cazadores siguen realizando mejoras en sus acotados

La Federación de Caza de la Comunidad Valenciana sigue dando visibilidad a las actividades de conservación y preservación de especies que el colectivo realiza durante todo el año en los acotados. Bajo el lema “Cuidemos lo nuestro”, damos a conocer el trabajo, muchas veces sin reconocimiento, que hacen los cazadores por y para el monte, y del que se benefician todas las poblaciones silvestres.

La sociedad de cazadores San Antonio de la localidad de Sant Mateu ha comenzado a instalar bebederos y comederos de PVC, construidos por los propios socios del club. “Por el momento tenemos instalados un total de 8 estructuras, aunque nuestro objetivo en lo que queda de año, es llegar a instalar 30 comederos y bebederos”, indica el presidente del club, Miguel Ángel Martí. El coste de cada estructura es de 400€, una inversión que realiza la sociedad de cazadores para mantener y cuidar la fauna del acotado.

En el coto Club de Cazadores San Miguel de Palma de Gandia, por otro lado, han desbrozado y limpiado caminos. Además han rellenado bebederos y comederos, con agua y grano, para abastecer a toda la fauna silvestre del acotado.

Mientras tanto, en el club de cazadores La Concordia de Llíria siguen limpiando y rellenando balsas y bebederos. La sociedad edetana, además, ha colaborado en la reposición de los aljibes y las cisternas públicas del municipio. En concreto, han sido llenadas con 270.000 litros de agua.

Y es que el trabajo de los cazadores en este aspecto es fundamental, sobre todo, en épocas de altas temperaturas como la actual.