Los cotos se preparan para la subida de temperaturas con la construcción de bebederos y balsas para la fauna

Los acotados de la Comunidad Valenciana siguen trabajando para acondicionar la superficie y el terreno a la temporada de verano. Estar prevenido para las altas temperaturas y que los animales salvajes puedan disponer de agua y alimento es una misión fundamental que desarrollan los cazadores con sus propios recursos.

En el Club de Cazadores La Fontana de Ontinyent han sustituido los 110 bebederos de  plástico que tenían colocados por el acotado por bebederos de hormigón, más resistentes y menos invasivos para el medio ambiente. Además, han estado trabajando en la recuperación de bancales perdidos para siembra cinegética, en una franja auxiliar y tirando comida por los caminos para la época de cría de la perdiz.

También ha realizado mejoras el Club de Caza y Tiro “la Maymona y el Real” de Marines, donde han construido varios majanos que sirven de refugio para los conejos. En cuanto a proporcionar agua a los animales salvajes, ha construido balsas en diferentes partes del monte y ha desbrozado terreno, una manera de preparar el acotado para la temporada de caza.

El calor golpea con fuerza el campo durante el verano y se convierte en un problema que afecta de lleno a toda la fauna. Los cazadores del Club de Monóvar, muy comprometidos medioambientalmente con su acotado, no han dudado en tomar medidas para mejorar las condiciones del hábitat, en pro de la pervivencia y crianza de las especies cinegéticas. Para ello, han instalado 4 nuevos comederos y bebederos, que se suman a otros muchos repartidos por todo el acotado. Y es que el agua y la comida son los elementos claves para la vida animal, especialmente en épocas de calor intenso, como es el verano en nuestra Comunidad.