Mientras los cazadores se vuelcan para ayudar en esta crisis sanitaria, los animalistas reciben subvenciones

Como han recogido varios medios del sector cinegético, el Gobierno ha destinado en pleno Estado de Alarma más de 500.000 euros a la asociación animalista WWF para que estudie cómo reducir los daños producidos por los conejos. Mientras hemos visto estos días cómo las Federaciones de Caza y los clubes de cazadores se están volcando en ayudar con sus recursos y hacer frente al COVID-19, los ecologistas agradecen nuevas subvenciones, que nada tienen que ver con esta crisis sanitaria.

Y mientras hemos visto también cómo las principales asociaciones agrarias han reclamado a las autoridades urgentemente el control cinegético para paliar los graves daños a los cultivos ocasionados durante el Estado de Alarma, en el comunicado se refleja que, además, los grupos animalistas han enviado una carta conjunta al Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación y a la Ministra de Transición Ecológica en la que le piden que no se permita ni avale la caza como medida para control de poblaciones de especies silvestres, especialmente durante esta emergencia sanitaria. Así es cómo estamos.

Puedes ampliar la información en el artículo de Jara y Sedal pinchando AQUÍ.