La Federación de Caza exige responsabilidades por el brote de botulismo en el Tancat de la Pipa

El presidente de la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana, Raúl Esteban, acompañado por el Delegado de Acuáticas, José Badía, y miembros del Gabinete Técnico Científico de la Federación, han visitado esta mañana el Tancat de la Pipa para comprobar de primera mano el estado de conservación de este emblemático paraje natural de la Albufera.

Tras la muerte estos días de más de 400 aves, según datos aportados por las asociaciones responsables de la gestión de este espacio, el presidente y responsables del Departamento Técnico de la Federación de Caza se han acercado hasta el Tancat de la Pipa, donde se ha detectado el brote de bolutismo. Allí han comprobado in situ la gravedad de la situación y han alertado de que se puedan contar ya varios miles de aves y peces muertos por la bacteria.

Desde la Federación ponemos en cuestión la decisión de desecar por parte de las asociaciones gestoras SEO Birdlife y Acció Ecologista Agró ya que creemos que se debería haber hecho justo lo contrario. Se tenía que haber aumentado el caudal del agua para evitar la mortandad de peces y aves acuáticas y ayudar a diluir la toxina. El secado está provocando que aves, que pueden ser portadoras de la enfermedad, se desplacen a otras zonas húmedas y se propague aún más el bolutismo. En la zona del Tancat de la Pipa hay una gran población de aves rapaces que se alimentan de aves acuáticas por lo que se está poniendo en riesgo el ecosistema de la zona.

El presidente de la Federación también ha mostrado su preocupación ante la posibilidad de que la enfermedad pueda extenderse a la fauna protegida, a la ganadería y a los acotados limítrofes y ha reclamado medidas ante los posibles daños que el brote pueda provocar y, en su caso, una compensación para los afectados.

También, ha pedido explicaciones sobre el estado de conservación del Tancat de la Pipa y, en particular, por la mala calidad del agua, la sobrepoblación de patos que ha facilitado la propagación de la enfermedad y las medidas concretas que se han realizado con cargo a la subvención dispensada a las asociaciones que gestionan dicho entorno.

La Federación de Caza solicitará en los próximos días a la Administración el rescate de la gestión de este valioso paraje y propondrá que, en caso de que ésta se ceda, se realice a entidades científicas y no a simples asociaciones.