Los cazadores de Monforte del Cid salen en ayuda de los agricultores locales.

Los cazadores del Monforte del Cid ha acudido en auxilio de los agricultores locales, tras solicitarles éstos ayuda para combatir una plaga de conejos que está ocasionando cuantiosas pérdidas en los campos de uva de mesa.

El pasado fin de semana ha sido el primero en que los cazadores del club local han comenzado la realizar batidas especiales para acabar con una superpoblación que afecta a la localidad y a otras zonas del Vinalopó.

Medio Ambiente ha autorizado la caza de conejos en Monforte todos los días, con hurones y escopetas, tras la reunión mantenida la semana pasada entre la Sociedad de Cazadores, el Ayuntamiento, agricultores, técnicos agrícolas y agentes medioambientales.

Atendiendo a las peticiones de agricultores y la Corporación municipal el club de Cazadores de Monforte ha organizado dos cuadrillas que saldrán de lunes a viernes, para actuar en las parcelas que han registrado más daños. Los fines de semana se intensificarán sus actuaciones con más cazadores del club. Con estas medidas se espera paliar los daños y proteger la cosechas de uva, en estos momentos en peligro por la superpoblación de esta especie en la zona. Durante el primer fin de semana se han abatido más de medio millar de animales.

Las viñas de Monforte del Cid y la de otras localidades, como Novelda, están siendo las más perjudicadas y en algunos casos las pérdidas podría alcanzar al 80% de la cosecha. Los cazadores instan a la Administración y a los propietarios de los terrenos a una mayor limpieza de los bancales. La proliferación de los conejos va de la mano del abandono del campo. Las zonas de maleza son un apoyo para estos animales, que ven en ellas su zona de defensa.

Los cazadores solicitan que se les permita usar perros y actuar en todo el término municipal para ser más efectivos. La directiva del Club ha asegurado que seguirán con sus batidas y que si un agricultor necesita ayuda, allí estarán.