Los cazadores tachan de temeridad poner coto a las batidas de jabalíes

El presidente de la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana (FCCV), Vicente Seguí, solicitará una reunión con el secretario autonómico de Medio Ambiente de la Generalitat, Julià Álvaro, para conocer al detalle su «iniciativa de colocación de jaulas para jabalíes» para acabar con las batidas, tal y como ya adelantó este diario. La idea de Álvaro responde a la queja de las dos principales organizaciones agrarias, AVA y La Unió, que han dado la voz de alarma ante la proliferación de esta especie animal.

 

Sin embargo, los cazadores valencianos entienden que reducir las batidas de jabalíes sería toda una «temeridad». La FCCV consideró que es «aventurada y carente de contraste técnico» la afirmación sobre la eficacia que supondría la utilización de estas novedosas jaulas para la caza de jabalíes, por lo que se opone a la toma de medidas directas que recorten la caza para el control de su sobrepoblación, hecho que «podría llevar a un auténtico desastre ecológico y agrícola».

«Somos los primeros en ofrecernos para buscar soluciones que puedan paliar los destrozos en las cosechas que está originando la sobrepoblación de jabalíes y otras especies», afirmó el presidente de la FCCV, pero «no estamos de acuerdo con que esta medida pueda provocar una reducción en el número de autorizaciones para hacer batidas», subrayó Vicente Seguí.

La implantación de estas jaulas implicaría directamente la necesidad de «un gran número de personal cualificado de la Conselleria para su inspección, que en la actualidad no parece tener, a tenor de los pocos recursos humanos que hoy emplea la Generalitat en la labor de control y mantenimiento de la fauna en las masas forestales de la Comunidad».

Y, en el caso de emplearlos, el coste económico que supondría para la arcas públicas sería muy elevado, según la opinión de los cazadores. Por el contrario, «la celebración de batidas representa un factor de desarrollo económico para el mundo rural».

En cuanto a la donación de la carne de los animales abatidos a comedores sociales, la FCCV recordó a la Conselleria de Medio Ambiente que ha sido pionera en el ofrecimiento de realizar dicha donación a través del proyecto Caza Solidaria, que «hasta el momento no se ha puesto en funcionamiento por los impedimentos de la propia Administración autonómica».